4. ECONOMIZACION DEL MUNDO Y EL MEDIO AMBIENTE

Cuando existe una relación estrecha entre la publicidad y los medios de comunicación, salta a la vista el consumismo difundiéndolo de esta manera entre las familias creando  dependencia de bienes materiales, aumentado así la actividad de la económica. (Moyano, 2013).

En el momento en que el hombre adquiere el afán de suplir muchas veces “necesidades” banales obteniendo  masivamente  bienes materiales y servicios adicionales para llevar una  vida aceptable,   hace  de la naturaleza un espacio transformado  y realizando un consumo de energía descontrolado: gas y petróleo, recursos naturales que se están acabando y que son esenciales para muchas actividades del ser humano: transporte,  edificación, elaboración de alimentos y funcionamiento de plantas entre otras, actividades que conllevan  emisión de gases afectando el medio ambiente quedando evidencia de las consecuencias que se generan en el medio ambiente donde actualmente se observan  las diferentes catástrofes a nivel global donde el hombre  no es capaz controlar (Galafassi, 2004).

Por lo anterior se puede deducir que a partir del desarrollo de un país, inmerso en un espacio donde se dan todas las actividades básicas y adicionales del ser humano, influye en los recursos naturales ya que se extraen, se recolecta, se les da uso y luego se eliminan conformando un aglomerado incalculable de residuos sólidos depositados en el entorno de una comunidad, objetos que sufren transformaciones  afectando  la biodiversidad y por ende las reservas naturales donde se encuentra una gran variedad biológica y cultural. (Leff, 2005).

Según estudios realizados por Rodríguez, (2002), el contexto socioeconómico de las personas está relacionado con la producción y los hábitos de consumo. Luego el desarrollo de un país sumado con el crecimiento económico compromete seriamente el medio ambiente ya que el manejo de los recursos naturales es incontrolado

Por lo tanto, el medio ambiente se ve abocado a una serie de impactos ya que bajo las condiciones de humedad y temperatura junto con los parámetros que proporcionan los RS como el tiempo de exposición, almacenamiento, transporte, su extensión, su persistencia y recuperación,  incurren en el cambio climático, efecto invernadero, en el agua, aire y suelo, en el agujero de la capa de ozono, la lluvia ácida, perturbación en el paisaje y en la biodiversidad,   con un efecto final: afectando la salud y bienestar de toda una comunidad: enfermedades respiratorios, cardiovasculares, alergias, diferentes tipos de cáncer y sistema nervioso central entre otros, considerados como  riesgos principalmente para fetos, neonatos y niños menores.

Entonces, para disminuir el impacto ambiental generando por una sociedad de consumo, se debe iniciar o continuar con un cambio de costumbres para aprender a hacer consumidores responsables y a su vez dándole un manejo adecuado a los residuos sólidos que de ello se generan mediante un proceso integral, con el compromiso de todas las personas para favorecer los pilares ecológicos: reutilizar, reducir, reparar, reciclar, regular, recuperar, reemplazar y regalar  atendiendo así a una evolución tanto en lo económico, social como ecológico para beneficiar el equilibrio ecológico global.

Por: Carmen Aida Rincón G. 2016

 

El ser humano en sus comienzos era cazador y recolector de frutos nómada, solo tomaba de la naturaleza los elementos necesarios para sobrevivir, con el paso de los siglos va descubriendo actividades que transforman totalmente su estilo de vida, primero la agricultura que lo convierte en sedentario, la domesticación de animales que trae como consecuencia las actividades de la ganadería, estas dos actividades crean en el ser humano el deseo de posesión de la tierra y los bienes que de ella se pueden obtener, es allí donde empieza a imperar la ley del más fuerte, por lo tanto el que posee tierra para la agricultura y la ganadería empieza a explotar a sus semejantes menos favorecidos (feudalismo), posteriormente surge la industria y el estilo de vida del ser humano cambia de una sociedad rural a una sociedad urbana, es en este punto donde empieza el capitalismo. El que posee los medios explota a sus semejantes, utilizando la fuerza de sus obreros para obtener beneficios económicos y empieza la afectación hacia el medio ambiente, pues se busca en la naturaleza, cualquier elemento que pueda producir dinero, primero el petróleo y los minerales valiosos, posteriormente actividades como agricultura intensiva (monocultivos) y ganadería intensiva, estas actividades causan desequilibrio en los ecosistemas, sin embargo lo más importante en la sociedad capitalista, es producir alimentos para comercializarlos en una población creciente y obtener dinero; a medida que el ser humano progresa, quiere extender sus dominios y conquista nuevos territorios, para lograr introducir el capitalismo, va creando nuevas necesidades, nuevos servicios, surgen los medios de transporte y comunicación por lo tanto el ser humano termina conquistando todos los rincones de la tierra, es en este punto de la historia cuando surge la globalización.

Esto trae como consecuencia el consumismo mundial, y todo este movimiento implica unos excesivos gastos energéticos en todas las cadenas productivas, por lo tanto la generación de contaminantes afecta el normal desempeño de la vida en el Planeta Tierra, a pesar que para la mayoría de seres en el mundo, lo importante es el capitalismo, empiezan los movimientos ambientalistas que tratan de concientizar a toda la población, empiezan las cumbres ambientales y los compromisos internacionales para disminuir los niveles de emisiones contaminantes; los países que más producen contaminantes son los más desarrollados e industrializados y los que menos producen los  que están en vía de desarrollo o los más pobres del mundo, a pesar de los compromisos internacionales, muchos de los países industrializados no quieren sacrificar su producción económica, por lo tanto terminan suministrando unas ayudas a los países pobres, solo para comprar el derecho de generar contaminantes por encima de los niveles establecidos a nivel mundial.

Vivimos en una sociedad dominada por la globalización y donde el capitalismo es casi un elemento respirable, que ha determinado que el único propósito de la naturaleza, es la producción económica, sin embargo el deber que poseemos todos los ambientalistas es enseñar al mundo, que el bien más preciado que poseemos en este planeta es la vida y debemos preservarla.

Por: Avelino Guayacán Zambrano. 2016

 

El proceso de globalización económica enmarcada en su racionalidad, ha intervenido y enmarcado las diferentes apariciones y transformaciones que han surtido en el planeta tierra, tales como, los progresivos intercambios comerciales, el avance en las telecomunicaciones electrónicas y los flujos financieros, así mismo como el calentamiento global e incluso el crecimiento de migraciones a las ciudades; es así como la económica del mundo está delimitada por patrones desarrollados en la vida usual los cuales están enmarcados en la producción y el consumo, esto se manifiesta como la posibilidad de ofrecer bienes y servicios a cambio de dinero. En consecuencia, el tipo de intercambio más difundido es naturalmente el económico, que permite que todas las necesidades de la población sean satisfechas de la mejor forma posible.

El desarrollo sostenible tiene una estrecha relación con la economía y el concepto biodiversidad, interviniendo en el diario vivir del mundo y de la vida en cuanto a la producción, con esto la naturaleza ha sido cosificada, desnaturalizada de su complejidad ecológica y convertida en materia prima para la obtención de un proceso y producto económico, para tal fin se han usados los recursos naturales, convirtiéndolos en simples objetos para la explotación del capital, de manera la economía ecológica de la naturaleza ha dejado de ser un objeto del proceso de trabajo para ser catalogada en términos del capital, convirtiéndose en una forma del capital natural, generalizando y ampliando los modos de valorización económica de la naturaleza.

De acuerdo a lo anterior la biodiversidad biológica y cultural, se manifiesta no sólo como una composición de formas de vida, sino que está determinada por zonas de reservas de naturaleza como territorios y el hábitat, calificando como una valorización de riqueza genética, recursos eco turísticos. En este sentido las políticas actuales en torno a la biodiversidad no solo expresan la inquietud por la pérdida de especies biológicas y por su importante papel en el equilibrio ecológico del planeta, sino que se ha mostrado como un enorme banco de recursos genéticos que son la materia prima de los grandes consorcios de las industrias farmacéuticas y de alimentos, cuyo valor económico supera ya el de los consorcios petroleros, por ser un potencial productivo de los ecosistema, ante el cual se diseñan estrategias factibles para un manejo sustentable.

Se han venido establecido Acuerdos Multilaterales Ambientales, donde se ha convenido, elaborado e implementado varios tratados, convenciones, convenios y protocolos para la protección del medio ambiente, al mismo tiempo que se ha conseguido disminuir el uso indiscriminado e inconsciente de sustancias químicas, en la implementación de algunos de estos nuevos instrumentos jurídicos de la normatividad ecológica internacional tales como el protocolo de Montreal sobre la capa de ozono, el cual a la fecha registra importantes logros. Dentro de la política del lugar y la diferencia los conceptos de valor y territorio, frente al proceso de globalización administrado por la racionalidad económica y las leyes del mercado, y junto con los movimientos “globalifóbicos”, está surgiendo una política del lugar, del espacio y del tiempo, enmarcada por los nuevos derechos a la identidad cultural de los pueblos, legalizando reglas más plurales y democráticas de convivencia social. La ratificación de la identidad es la expresión de lo real y de lo verdadero frente a la lógica económica que se ha compuesto en el más alto grado de racionalidad del ser humano, ignorando a la naturaleza y a la cultura, generando un proceso de degradación socioambiental que afecta las condiciones de sustentabilidad y el contexto de la existencia humana.

Por: William Alejandro Nuñez C. 2016

 

Cómo la economización del mundo ha afectado el medio ambiente y la sociedad y, en particular, qué relación tiene con la problemática socio-ambiental que eligieron en el punto anterior.

En el afán de usar nuevas tecnologías, buscar el progreso de los países y el bienestar económico,  sea a puesto en riesgo la calidad del medio ambiente. Los índices de calidad del aire en Bogotá no son la excepción y  tiene relación con economización  que ha venido afectando no sólo el medio ambiente sino también poniendo en peligro la sociedad; la sociedad y los entes encargados de preservar el medio ambiente no han tenido el valor, ni el criterio suficiente para poner el límite al desmesurado uso de la naturaleza solo para satisfacer necesidades y así desplazando el origen de las cosas. La modernización,  no sólo ha traído consigo la satisfacción de los pueblos, sino, que también ha traído poco a poco el fin a los recursos naturales y a la diversidad, pobreza a los más pobres, riqueza a los más ricos, crisis ecológicas, desastres naturales y la destrucción de la raza humana.

La globalización en búsqueda de una utilidad y satisfacción inmediata, ha utilizado a la sociedad como un objeto mediante el cual sirve para explotar productivamente  la naturaleza y la sociedad se ha conformado con ser el  instrumento para hacer posible el crecimiento y progreso de muchos países, donde tan sólo crece y se hace popular el que tiene el poder bajo sus manos. En la ciudad de Bogotá también se puede ver esto, si analizamos muy concienzudamente la propuesta que tiene el actual alcalde desde años atrás, en construir una ciudadela en los cerros orientales de Bogotá, zona declarada como reserva forestal, él quiere llevar a cabo un proyecto sin importarle las afecciones que puedan concurrir la construcción en este sitio, donde tan sólo con el paso de las grandes máquinas utilizadas en la ingeniería de la construcción provocando cambios en el suelo, aire y agua; esto hace pensar que tiene intereses ocultos.

Es evidente que la problemática socio-ambiental por la que pasa la ciudad capitalina se debe no sólo a los malos gobiernos, a las malos manejos de la naturaleza, al sobrevivir como sea y costa de lo que sea sino que, también al querer tener más dinero sin mirar las consecuencias que todo acarrea. La falta de concienciación y de visión futurista, de reglas más fuertes y leyes menos frágiles está haciendo que la búsqueda del desarrollo, de lograr un progreso material en la sociedad acabe con la existencia de la vida humana en la tierra.

El mundo se está diseñando cada día más para ser manejado y reemplazado el ser humano por robots, dejando atrás el origen de las cosas. Considero que es importante poner un alto en el camino y meditar si todo lo que se ha logrado hasta el momento en busca de un desarrollo ha sido lo suficientemente valioso para descuidar  y darle mal uso a la naturaleza. Es de recordar que todo gira en torno al dinero, pero cuando se agoten todos los recursos naturales, ya no se pueda ni respirar para qué va a servir el dinero. Desde ahora toca empezar a cuidar nuestro entorno para poder disfrutar de un mañana saludable.

Por: María del Rosario Velásquez P. 2016

 

La economización del mundo empieza desde el inicio de la globalización en la cual se ha dado el intercambio comercial entre las diferentes civilizaciones con el fin de que estos intercambios se volvieran una ley en la cual se busca satisfacer las necesidades humanas y compartir todos aquellos conocimientos que hacen parte de la cultura, la vida y la naturaleza.

Por otra parte la biodiversidad se ha visto afectada por la pérdida de las diferentes especias, que afectan el curso natural del equilibrio del planeta y aunque es bien sabido que todo gira en torno a una cadena alimenticia, se ha visto afectada por la intervención inadecuada del ser humano en su afán de acelerar los procesos naturales, para conseguir bienes económicos.

Dentro de los diferentes factores que han contribuido al deterioro de la capa de ozono están las emisiones producidas por cada una de las empresas generan daños irreparables en nuestro planeta, los cuales han sido evaluados, pero aún no se toman los correctivos necesarios para hacer que el mundo entero se comprometa y actuemos con economización en nuestro mundo y así evitar más perdidas ecológicas.

Aunque por medio de las diferentes normas nacionales e internacionales se han establecido parámetros para que las diferentes organizaciones en el mundo hagan parte de la mejora continua de nuestro planeta, falta más conciencia para llegar a tal fin.  Los acuerdos en la cumbre de rio son esenciales para llegar al fin esperado que es comprometer a todos los países en limitar las emisiones de gases de efecto invernadero y así disminuir el calentamiento global.

Los diferentes territorios del mundo son reclamados por todas aquellas comunidades indígenas que reclaman un patrimonio cultural que les pertenece y que ha sido dado de generación en generación por sus ancestros; estos fueron dados para que fueran producidos para el sustento por medio de recursos naturales y no para la sobre explotación en la que se encuentran hoy en día con la minería y las diferentes explotaciones de hidrocarburos que se han presentado al pasar del tiempo.

Por: Gladys Amanda Molina Cetina

 

Anuncios